Los demostrativos este, ese, aquel y sus correspondientes variantes en género y número (esta, esa, aquella, estos, esos, aquellos, estas, esas, aquellas) son palabras agudas acabadas en -l, o llanas acabadas en vocal o en -s, por lo que no deben escribirse con tilde, independientemente de que las usemos como determinantes o como pronombres.

No me gustan estos zapatos, sino aquellos.

—¿Ese es tu bolígrafo o el mío?

—No, ese es el tuyo. Aquel rojo es el mío.

El uso de la tilde diacrítica para distinguir la función de determinativo de la función de pronombre lo ha suprimido la RAE en la revisión ortográfica de 2010.

En cuanto a las formas neutras de los demostrativos, esto, eso, aquello, no cabe duda: la norma ha exigido siempre que se escribieran sin la tilde, ya que solo pueden funcionar como pronombres.

Eso no me pareció muy delicado de tu parte.

Esto no va a funcionar. Llama a un técnico, por favor.

Fuente:

Las 500 dudas más frecuentes del español-Instituto Cervantes

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *