EMilani desarrolló una metodología de evaluación oral y escrita para determinar de forma muy confiable el nivel de proficiencia en español.

La evaluación consiste en una prueba oral (que se puede realizar presencialmente, por skype y/o teléfono), una prueba escrita, donde el interesado deberá redactar un texto y someterse a una prueba gramatical con testes y ejercicios variados.

Las evaluaciones de proficiencia se pueden utilizar para atender a varios objetivos, tales como:

  • en las empresas

    1) cuando hay una política de entrenamiento en idiomas, al comenzarlo, para establecer en qué nivel el empleado debe iniciar su curso, o a lo largo del proceso, para acompañar el desempeño de los empleados y determinar subvenciones para los cursos, si así lo prevé la política de idiomas. En esos casos, se establece con la empresa una frecuencia de 2 evaluaciones anuales para cada participante del entrenamiento en el idioma español.

    2) para la contratación de profesionales que necesitan tener fluidez en la lengua española para el desempeño de sus funciones. La evaluación permite revelarle al contratante la real situación de conocimiento del idioma del contratado.

  • para estudiantes en general
    que quieran conocer su nivel de proficiencia antes de iniciar un curso en el nivel adecuado a su conocimiento y/o para acompañamiento de su desempeño.