VERBOS DE CAMBIO

Son verbos que expresan cambios reversibles o irreversibles (voluntarios o no), y que se utilizan muy frecuentemente en español. Trataré de dar aquí indicaciones importantes acerca de su uso, principalmente para los estudiantes brasileños, que suelen confundirse mucho al utilizarlos.

Hay muchos verbos de cambio. Me detendré aquí a comentar el uso de los principales: hacerse, ponerse, quedarse y volverse.

El uso de quedar(se) es proprio de los adjetivos:

1)  que designan estados carenciales o expresan la perdida de algo: calvo, ciego, cojo, huérfano, mudo, paralítico, solo, soltero, sordo, vacío, viudo etc.

2) que designan ausencia de acción: quieto, rígido, inmóvil, cortado, tieso, casi siempre utilizados con quedarse en lugar de quedar.

Hay casos en que se perciben diferencias de registro lingüístico entre quedar y quedarse y también diferencias geográficas.

La sala quedó / se quedó en penumbra.

Todos quedaron / se quedaron estupefactos.

Quedar es más frecuente que quedarse en algunos países americanos.

Nunca se quedó embarazada. (España)     /    Nunca quedó embarazada. (América)

Se quedó paralítico. (España)      /    Quedó paralítico. (América)

Quedar o Quedarse se usan con gran número de adjetivos que denotan estados anímicos transitorios, muchas veces causados por una impresión: absorto, atónito, boquiabierto, estupefacto, frío, patidifuso, perplejo, preocupado, sorprendido, tranquilo, embobado, pasmado, fascinado etc.

 

 

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado Campos obrigatórios são marcados *

Você pode usar estas tags e atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>